Colchones articulables

Elegir entre tantos colchones articulables debe ser una decisión sabia. No solamente puede repercutir en el bienestar del cuerpo, pero también puede beneficiar al estado físico y mental de la persona que en ella descansa. Los colchones articulables y su decisión de compra es muy importante; ya que en ella estará una persona (generalmente de tercera edad) que pasará muchas horas en la cama.

Productos: 0
Ordenar:

Cómo elegir un colchón articulable

Puede parecer que con tan sólo fijarse en sus funciones de movilidad sea suficiente. Por el contrario, hay más aspectos que debes considerar en la compra, siendo estos los siguientes: A qué persona va dirigido: Primero lo primero; debes considerar si las prestaciones de determinada cama articulada se acopla al destinatario. Si la cama articulada es para una o más personas ancianas, con movilidad reducida que deben pasar todo el día en cama, entonces el tipo de cama articulada será la hospitalaria. Si por el contrario, este colchón es para una persona sana, las camas ergonómicas serán la compra idónea. Comodidad: La segunda clave es la comodidad. La cama articulada no solamente debe procurar un excelente descanso, sino tener una facilidad de manejo que  le resulte cómodo a su usuario. Un ejemplo de ello son los colchones articulables eléctricos, que, a diferencia de los manuales, proporcionan más maneras de posicionarse. Tipo de elevación: Al igual que el punto dos, si buscamos comodidad, el tipo de elevación es importante para permitirle a su usuario bajarse de la cama adecuadamente. En este caso, un carro elevador eléctrico podría ser el mejor complemento. El tipo de colchón: Muchos aconsejan escoger la combinación entre somier articulado con un colchón visco, para asegurar adaptabilidad. Sin embargo, en colchones de hospital, entonces se optaría por menor movilidad; los colchones antiescaras tienen esta propiedad.

Te recomendamos:

X