Fundas almohada

Ya que pasas un tercio de tu vida en la cama, no es de extrañar que las  fundas de Almohada sean uno de los complementos más importantes para la protección ante el polvo, suciedad, ácaros. Las fundas de almohada, corren con la ventaja de ser una capa protectora que alargará la vida útil de la almohada, además de facilitar la limpieza, ya que sólo deberás lavarla una vez a la semana.

Productos: 3
Ordenar:

Materiales para fundas de almohadas

Las fundas de almohada tienen una buena lista de beneficios, y además de ello, cuenta con un catálogo variado de telas. Antes de tu próxima compra, queremos que conozcas cuáles son los materiales textiles más comunes en fundas para almohadas. Algodón: Desde siempre, el algodón ha sido protagonista de diferentes complementos para el hogar; cubrecolchones, fundas nórdicas y fundas para almohadas. El algodón se caracteriza por ser suave al tacto. En una funda de almohada te permitirá regular la transpiración y ayudarte a mantener una temperatura corporal regular. Franela: Esta tela, hecha de algodón, tiene la diferencia de ser más robusta, por lo cual en una funda para almohadas puede mantener calor por más tiempo; sin embargo comparte las mismas propiedades que el algodón. Lino: Lino proviene de la planta con el mismo nombre, por lo cual es 100% natural. Se caracteriza por ser una tela extremadamente absorbente pero ligera, idónea en fundas para almohadas donde el clima sea cálido. Otra de sus características, es su capacidad para arrugarse con suma facilidad. Nylon: Fabricada a partir de polímero sintético, el Nylon se caracteriza por su resistencia. No es capaz de absorber agua, por lo cual, una funda para almohada de Nylon es perfecta para climas húmedos. Poliéster: Fabricado con polímeros, esta tela también cuenta con increíble resistencia; absorbe más rápidamente manchas que otras telas, gracias a su propiedad absorbente. Suele ser más ligera y no se encoge tanto.

Te recomendamos:

X